martes, 6 de mayo de 2014

Off: "El Hijo del Presidente" - Maia

Maia:


De papá, todo es de papá, no importa quién seas importa hijo de quién sos. El hijo de papá hace y dice lo que quiere porque de última viene papá y paga los platos rotos. 

La vida es una ruleta y hay pocos números ganadores, seguro que vas a perder salvo que seas un príncipe o el hijo del presidente. 

Si existiera la cigüeña yo me haría un guiso de cigüeña porque ella es la culpable de todo. Depende de dónde te deje, tu vida va a ser buena o un infierno. 

Pero si no sos hija del rey hay otra manera de ser princesa.. casarte con un príncipe. 

En la vida nada es real, todo es virtual, depende del vestido que te pongas la fiesta a la que podes entrar. 

Todo depende de qué pieza te toco ser del ajedrez, si te toco ser reina o si te tocó ser peón tu vida va a ser muy distinta. 

Lo sueños y los deseos son engaños para que por un rato te sientas una princesa y te olvides que sos cenicienta. Pero tarde o temprano se hacen las 12 y el vestido son trapos. 

Todos somos el dibujo de un pintor, alguien decide qué lugar vamos a ocupar dentro de la pintura. 

En la vida hay dos clases de personas, actores y espectadores a uno le pasa todo lo bueno, los otros, miramos. 

La libertad es una ilusión nadie hace lo quiere, ni siquiera lo que puede. Todos hacemos lo que otros quieren. 

Estoy harta que las miradas se la lleven otros, que el amor sea para otros, que la felicidad sea para otros. 

El mundo es de los otros. Pero no, eso que está ahí y parece al alcance de las manos jamás lo vamos a tener. 

Los privilegiados, los elegís, nunca pierden. 

¿Estas cansada de ser una espectadora? Andá y se protagonista. ¿Querés algo? Peleá por eso. No sos la casa donde naciste, sos la casa dónde vos construyas. Vos no sos los padres que te tocaron, son los aliados que vos elegís. Rompé ese espejo que te devuelve esa misma imagen de vos, elegí ser otra, poder elegir eso es mucho más que un privilegio. Vos no sos tu destino, sos el camino que vos mismo te abrís. Hasta el hijo del presidente sufre, teme y necesita lo mismo que vos. No hay privilegiados, hay privilegios. Y al privilegio del amor todos tenemos acceso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario