martes, 6 de mayo de 2014

Off: "Superpoderes" - Manuel

Manuel:


Azul tiene la habilidad de hacerse notar y eso a veces eso puede ser un don. No es que eso precisamente sea un poder, pero bien usado para una causa noble es un DON. 

Saber y poder no son sinónimos pero podrían serlo porque si lo sabes hacer lo podes hacer. 

Pero para poder no alcanza con saber, también hay que deber. Si algo bueno tiene la necesidad es que nos pude volver muy poderosos. Hay una papel que barre con todos los no puedo, la disciplina. La disciplina es el arte de dominar cualquier arte. 

La disciplina, la constancia y el esfuerzo es fe que lo imposible se puede volver posible. 

Es verdad que hay gente que nace con un don innato o con recursos naturaleza para alguna cosa, pero toda habilidad requiere de esfuerzo, dedicación y mucha practica. 

En general uno puede lograr casi todo cuando de eso depende tu vida. Porque cuando tu vida esta en juego no te preguntas si podes o no, sencillamente haces lo que tenés que hacer. 

Poder depende en gran medida de querer poder, de tener el deseo de poder lograrlo. 

Dicen que hay gente que ha levantado un auto con sus manos para salvar a un ser querido. O personas que han cruzado un rio nadando. Algunos se curan de enfermedades incurables. Otros sobrevivieron a campos de concentración sostenidos por el recuerdo de sus afectos. La historia esta llena de prodigios, de milagros. En todos esos prodigios, los que los vuelve superpoderosos, siempre es el amor. Es el amor el que te impulsa a correr, a abrir puertas, a correr juntos. Ahora nadie se está preguntando si puede o no, simplemente, estamos haciéndolo. 

No importa si se trata de salvar tu vida, lograr ese pequeño sueño, o conseguir una cita con la chica que tanto te gusta. Cuando algo te importa mucho, el deseo te vuelve superpoderoso. 

El deseo te impulsa. El deseo te saca de la inercia. Te despierta, te empodera. Lo imposible es mucha veces eso que todavía nunca intestaste. 

Lo que hace superpoderoso a superman no es que pueda volar, sino lo poderosos que son sus enemigos. La medida de una habilidad es a las dificultades a las que se enfrenta. 

Lo mejor de descubrir tu poder es que dejas de quejarte, para que querrías tener superpoderes si no tuvieras dificultades que enfrentar. ¿No? 

Si lo hiciste una vez lo podes hacer dos, si una vez que descubriste de qué sos capaz, el cielo es el limite. 

Cuando aprendes a confiar en vos mismo, en tus capacidades, cuando descubrís que si queres podes, desaparecen tus dudas, tus temores. Ya no te detenes a pensar si podes o no, simplemente lo haces. 

Los superhéroes no se andan preguntando si puede volar, hacerse invisible o levantar un camión, simplemente lo hacen. Tampoco esperan a no tener miedo, simplemente lo hacen, aunque con miedo. 

Y una vez que descubrís cual es el poder y cómo funciona, de lo único que te tenés que preocupar es de tu debilidad. 

Todo superhéroe tiene su kriptonita, eso que lo hace vulnerable. Conocer tu debilidad, es más útil que conocer tus superpoderes. Te recuerda que incluso hasta el más poderoso tiene algo contra lo que no puede. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario