lunes, 16 de junio de 2014

Off: "La Ceguera de Cupido" - Fermin

Fermin:


En la hora más cruel, en el invierno más desesperanzado, siempre hay un refugio. Cuando la vida se vuelve una amenaza constante, una noche oscura, siempre hay un faro. Cuando todo se vuelve un sin sentido siempre hay al menos una razón para seguir. Cuando se secaron todas las tierras y no hay lujos, ni viajes ni autos importados. Cuando ya ni siquiera hay exotismo para edulcorar la vida para que no sea insípida, aún ahí hay algo con valor. Esa guerra que parecía lejana llegó. No es que estamos cerca, estamos en ella. En el corazón de la guerra. La guerra de los dioses en lo que está en juego es mas que dinero, tierra o poder. Son sus almas las que están en juego. 


Cuando todo huele a despedida y solo parece que queda un único amanecer solo hay un lugar en donde quisiéramos estar. De esas nos hablan esas parejas que son halladas muertas fundidas en un abrazo bajo los escombros de un derrumbe. Los único que nos llevamos de este mundo es amor. Pero que es eso que llamamos amor y que cada vez que queremos aprender se nos escurre como arena entre los dedos. Que clase de lenguaje es el amor en el que aún hablando el mismo idioma cuesta tanto entenderlo. Poderoso dios es el amor que con un simple disparo de una fecha hace un niño a un hombre y de su capricho una ilusión. El amor no es un ítem más en la lista de lo que te hace feliz sino cómo cuidas eso que te hace feliz. En el camino del amor el primer paso es el amor por una mismo. Solo aquellos que se aman a si mismo están invitados a la fiesta del amor. Y llenos de amor por nosotros mismos, enamorados, vamos en búsqueda de otro a quien amar más que a nosotros mismos. 

El amor se trata de dar, dar todo, dar de sí y sobre todo dar las gracias. Es por la mirada del enamorado por la que se puede advertirse el amor. El que ama mira a su amado como queriéndose llenar del otro. Y con esa sensación de que nadie más que él ve lo que ve el amor es belleza que enamora. 

Dicen que el amor es ciego por eso para amar como para besar hay que cerrar los ojos. Dicen que el universo cabe en un abrazo y es verdad. El amor es un abrazo, es el encuentro de dos mundos. El amor ese primer beso que nadie te enseña a dar. Pasamos mucho tiempo preguntándolos si lo que sentimos es amor. Es simple, si lo que queres es cambiar al otro no lo es, si lo que queres es cambiar por el otro es amor. Sabrás que es amor cuando cada beso sea un reencuentro porque el amor en definitiva es eso es el reencuentro entre el cielo y la tierra. El amor no es cielo, los ciegos somos nosotros, el amor ve con claridad ve. Y el amor ve aquello que nosotros no y se vuelve certeza. Esta hecho del suave dolor de la renuncia, de perseverancia y determinación, de coraje y valor. Esta hecho de pasión y fuego. También de dolor e imposibilidad. Esta hecho de opuestos y de complicidad. De sorpresa y reivindicación. Y sobre todo, el amor esta hecho de inocencia. No, no es ciego el amor el amor ama precisamente a quien necesitamos amar a ese que va a transformar nuestras vidas. El amor no es ciego pero nos enceguece porque una vez que lo conocimos ese amor es lo único que nos puede hacer sentirnos vivos. Nos da coraje pero también nos da desesperación la idea de perderlo. Amar incluye la crueldad de tener que dejar ir. Amar a veces es una ilusión condenada a la desilusión ahí vas a conocer al enamorado. Porque el amor ciego ese que duele se convierte en el aire que respiramos. Buscá de toda gran destrucción y vas a encontrar a un hombre, un hombre lleno de amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario